Ponte cómodo para leer

Buscar
  • Dario Navia Pohl / Daro Pohl

Por si te olvidas

Actualizado: 6 jul 2021


—¿Adónde vas con tanta prisa?

Justo cuando parecía ir con más urgencia, Diego interrumpió a Samuel al querer cruzar la calle.

—He olvidado que hoy es el cumpleaños de mi vieja y no le tengo nada.

—¿Y desde cuándo vos te acordás de eso? Sí nunca lo has hecho. ¿Qué te bajó ahora?

—Al despertar lo recordé.

—Pero si nunca lo hacés, te estoy diciendo.

—Hoy lo hice. Y el regalo, el regalo que no le tengo y me acordé de su cumpleaños y de todo lo que ella me regaló en la vida, desde la teta, esa teta hermosa que el año pasado le extirparon por el cáncer.

—Viejo, pensá en tu vieja, que ella no espera tu regalo, te conoce de sobra y ya cumple noventa. Desde que te conozco te has solo acordado de los primeros catorce que la viste y de ahí en adelante

—¡Pará! Ya paráaa

—No. Si solo te lo digo porque vas en dirección contraria. Tu vieja vive pa' este otro lado. ¿Quién te sopló lo del aniversario? O vos andás necesitado de guita.

—Calláte o te parto la jeta.

—Te la partirás vos mismo cuando veas el piso arrendado. Tu vieja está en el campo santo.

—Diego no jodas.

—Viejo tu madre se fue con el cáncer de tetas que no le pudieron extirpar. Igual le gustará que te acerqués por allí. Si querés voy con vos.

—¿Y el regalo?

—Ya sabe que te acordaste della. Al fin era tu vieja.

12 visualizaciones0 comentarios
  Si deseas comentar necesitas registrarte o iniciar sesión  
Photo by Sandy Ravaloniaina on Unsplash